Genealogía sucesoria

Testamentos

Herencias

Asesoramiento jurídico

La importancia de planificar tu herencia

Actualizado: ago 3



A la mayoría de las personas nos preocupa el futuro de nuestra familia y de nuestro patrimonio cuando faltemos o si, por alguna circunstancia, perdemos la capacidad de regirnos por nosotros mismos.


Con el correcto asesoramiento se pueden preparar la situación para posibles futuros escenarios. Existen diferentes mecanismos jurídicos al alcance del interesado para:


Mediante la planificación sucesoria se busca:

  • por un lado, que la disposición testamentaria sea legal y fiel reflejo de su voluntad, teniendo en cuenta las distintas legislaciones forales y de derecho común que rigen en España.


  • Por otro lado, el máximo ahorro fiscal tanto para los sucesores como para los transmitentes de su patrimonio, tratando de reducir en la medida de lo posible la carga fiscal de todos los sujetos implicados.


La planificación sucesoria permite anticiparse a aquellas situaciones que inevitablemente sucederán. El testamento, herramienta tradicional para planificar la sucesión tras el fallecimiento, puede contener distintas previsiones en relación al reparto de los bienes y a la designación de los herederos. Algunos ejemplos más comunes son: la designación de sustitutos para el caso de que unos de los herederos no pueda finalmente heredar, la mejora de uno o varios de los herederos forzosos o el nombramiento de albacea o de un contador-partidor; pero existen muchas otras figuras más desconocidas y muy útiles en muchos escenarios.


Actualmente, está creciendo el interés de las personas más jóvenes por dejar organizadas las distintas materias que pueden verse afectadas en el caso de fenecer. En estos casos, una completa planificación sucesoria debería incluir decisiones como quién deseamos que sea el tutor o curador de nuestros hijos, en el caso que de que sea necesario.


Asimismo, es cada vez más frecuente la existencia de personas que no tienen voluntad de contraer matrimonio y optan por la figura de la pareja de hecho. No puede hablarse en estos casos de cónyuge viudo, ni pueden ser aplicados los preceptos legales y los derechos hereditarios que la ley vincula a tal condición. Es por ello que en estos casos se hace más importante aun la confección de un testamento, por el que se le otorguen los derecho deseados al conviviente.


En definitiva, la tranquilidad de proteger a los seres queridos cuando se produzca el fallecimiento y de evitar conflictos futuros entre los herederos hacen de la planificación sucesoria un proceso sumamente beneficioso.



32 vistas0 comentarios